Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 27 de abril de 2017

Inicio

Investigadores de Óptica diseñan un robot para estudiar los colores de Altamira

El Equipo de iluminación y color del Grupo Complutense de Óptica Aplicada ha sido seleccionado por el Instituto del Patrimonio Cultural Español para analizar cómo afecta la luz a la coloración de la cueva de Altamira.

Daniel Vázquez Moliní y Antonio Álvarez Fernández-Balbuena, directores del grupo de Iluminación y Color de la UCM, llevan años desarrollando métodos para estudiar cómo incide la luz en diferentes obras de arte y cómo influye eso en la conservación del color original. Sus métodos los han aplicado en lugares como las cuevas cántabras de El Castillo y de Las Monedas, y también en cuadros emblemáticos como la Mujer en Azul y el Guernica, de Pablo Picasso.
Ese bagaje ha sido fundamental para que los investigadores complutenses fueran seleccionados por el Instituto del Patrimonio Cultural Español para estudiar las cuevas de Altamira. En concreto, para hacer un análisis de reflectancia espectral de alta precisión de unas cuantas zonas seleccionadas por la calidad de sus pinturas. De manera un tanto simple se puede decir que la reflectancia espectral es la relación que existe entre cómo incide y cómo se refleja una longitud de onda en una superficie.


Spectraroboscan
Para estudiar obras pequeñas, el mejor método es utilizar un aparato fijo y un dispositivo que permita mover la obra frente a ese aparato. Con obras más grandes, como el Guernica, eso era imposible, así que los investigadores complutenses utilizaron un automatismo robotizado y controlado por ordenador que se desplazaba con precisión de 25 micras delante de la obra. Como es evidente, en las cuevas de Altamira la obra tampoco se puede mover, así que hacía falta crear un dispositivo nuevo que fuera el que se moviese por el interior y que analizase las pinturas. Además, como explica Daniel Vázquez, tenía que ser capaz de medir la reflectancia en superficies tridimensionales que implican muchos cambios de geometría e incluso de temperatura.
El grupo de la UCM ha diseñado un nuevo aparato, bautizado como Spectraroboscan, elaborado en el Taller Mecánico, uno de los talleres de apoyo a la investigación con los que cuenta la Complutense.
Contando con el trípode, que sirve para fijar de manera estable el aparato, Spectraroboscan parece una araña mecánica con una cabeza cuadrada que es la caja estanca en la que se encierra toda la instrumentación. Vázquez cuenta que se seleccionaron cuatro zonas de interés y en cada una de ellas se eligieron de 25 a 30 puntos de medida de unos pocos milímetros cada uno con los que se hizo el estudio de la reflectancia espectral. El aparato se puede utilizar de manera remota desde fuera de la cueva, pero por motivos de seguridad, para que no tropiece con algo indeseado, todo el manejo se hace desde la entrada a la sala de polícromos de Altamira bajo la vigilancia de los investigadores.
Las mediciones comenzaron el pasado mes de junio de 2013, continuaron en octubre y la fase inicial del proyecto terminará el próximo junio. Los datos todavía no se han analizado por completo, pero de manera preliminar, el profesor Vázquez nos informada de que como era de esperar, en ese corto periodo de tiempo no se han visto grandes cambios. Considera el investigador que es necesario que los estudios sigan de manera continuada y durante mucho más tiempo para tener una serie larga y representativa de datos.


Apertura de Altamira
Tras muchos años cerrada la cueva, el Patronato del Museo de Altamira, ha iniciado en enero de 2014 lo que ha bautizado como "visitas experimentales", que permitirá el paso de un grupo de cinco personas a la semana acompañadas de un guía del museo. También ha aprobado que en breve podrán participar de manera aleatoria en estas excursiones algunas de las personas que estén presentes en el museo cada uno de los días de visita.
Para una experiencia realmente inolvidable de la visita seguro que se tendrán en cuanto los estudios de la Complutense que permitirán diseñar sistemas de iluminación que maximicen el contraste, resalten el dibujo así como la gama cromática y que, además, minimicen el deterioro que se produce en los pigmentos pictóricos por efecto de la luz.

Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685