Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 26 de septiembre de 2017

Inicio

Crítica de cine. El renacido, de Alejandro González Iñárritu

Hugh Glass forma parte de un grupo de colonos que se dedican a expoliar las riquezas de las tierras americanas. En su viaje de vuelta de una matanza para conseguir pieles, le ataca un oso y prácticamente le destroza. La mayor parte de su grupo decide continuar el camino y dejan allí a Hugh con su hijo, con un jovencito imberbe y con un tipo con una catadura bastante sospechosa. El drama no ha hecho más que empezar.

El guión de esta película esta basado en el libro de Michael Punke sobre la, al parecer, historia real de Hugh Glass, un pirata transformado en peletero. A partir de ese relato, Alejandro González Iñárritu y Mark L. Smith escriben el sencillo guión. Y sencillo porque es la historia de uno que sufre y se venga. Y ya está. Poco más tiene la historia.... Eso y que es un guión copiado del que en su día escribiera Jack DeWit para la película El hombre de una tierra salvaje, dirigida en 1971 por Richard C. Sarafian, con Richard Harris y John Huston, ni más ni menos.

González Iñárritu se ha convertido, junto a David O. Russell y Alfonso Cuarón, en un auténtico experto en dirigir filmes preparados para competir en los Oscars. La fórmula consiste en rodearte de buenísimos actores, contar historias muy sencillas y, si es posible, usar una fotografía muy bonita. Y en eso último este filme se lleva la palma, porque de los 156 minutos que dura la película, podríamos decir que unos 30, o algunos más, se corresponden con árboles, ríos y escenas de la naturaleza. ¿Aportan algo a la historia? Realmente no, pero bonitas sí que son. Hay que reconocer que la escena del ataque del oso es muy espectacular, aunque en la versión de los años 70 usaron un oso real y también tenía su gracia. En cuanto al resto del filme ya lo hemos visto miles de veces y no aporta nada nuevo al imaginario colectivo de las historias de venganza.

El director, en su afán de gustarse a sí mismo y a sus fans, incluye unas ensoñaciones bastante cursis. Si eso podía funcionar a medias en Birdman (la mejor película de González Iñárritu, de lejos) porque tenía un sentido dentro de la mente del desquiciado protagonista, no parece que encaje nada bien en la cabeza de un bruto del Salvaje Oeste. También sobran los recurrentes flash-backs, que nos repiten una y otra vez la historia drámatica del protagonista. De hecho, la película habría ganado muchísimo si sólo durara 90 minutos, aunque es verdad que no sería tan grandilocuente y tendría menos opciones de arrasar en los Oscars y en taquilla.

En cuanto al reparto, es evidente que Leonardo DiCaprio y Tom Hardy están geniales y podrían llevarse el Oscar sin demasiada competencia. Los dos tienen ya callo en esto del cine y saben muy bien lo que se hacen. Además, aquí sí hay que darle todo el mérito a González Iñárritu, porque es un grandísimo director de actores. Si no estuviera tan empeñado en hacer películas para epatar y ganar el Oscar seguro que podría hacer filmes que realmente pasaran a la Historia del cine. Pero tiempo al tiempo, todo llegará.

Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685