Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 22 de agosto de 2017

Inicio

El rector Andradas pide flexibilizar la carrera docente y dar más autonomía a las universidades

El rector de la Universidad Complutense, Carlos Andradas, ha reclamado una nueva carrera docente universitaria más flexible y basada en la autonomía de las universidades para definir el perfil de profesores que necesite. "Debemos tener autonomía para organizar los medios que tenemos en función del modelo de universidad que busquemos, ya que no todas las universidades apostamos por lo mismo", ha afirmado el rector en la conferencia que ha ofrecido este 23 de enero para inaugurar el seminario "La carrera profesional de un profesor universitario", organizado por la Cátedra Unesco de Gestión y Política Universitaria de la Universidad Politénica, que dirige Francisco Michavila. De acuerdo con el rector, el actual modelo presenta numerosas anomalías y es fruto de la desconfianza hacia la universidad. "Nos ha garantizado unos estándares mínimos, pero nos ha impuesto excesiva rigidez", aseguró.

 

Un nuevo modelo de carrera

Andradas propone modificar las actuales figuras docentes, en algunos casos "distorsionadas", hacia un nuevo modelo en el que haya una fase inicial y otra senior, similar esta a la que en Estados Unidos se denomina tenure track. La primera fase incluiría tanto a los "pre-doc" como a los "post-doc". Estos pasarían por dos niveles de dos años cada uno, que conducirían a que no más tarde de los 34 o 35 años pudiesen acceder a la fase senior. Esta tendría una o dos figuras docentes, "habría que valorarlo", con diferentes escalas a las que se accederían de acuerdo no sólo al rendimiento individual, como se hace ahora a través de las acreditaciones, sino también "por el valor que se aporta a la institución".

 

Flexibilidad transparente

También señaló el rector la necesidad de establecer nuevos estímulos a los profesores, más allá de los actuales reconocimientos por quinquenios -"que son para todos"- o sexenios de investigación -"que suponen un incremento del salario del 0,3% cada seis años". "Se debe ir, además de también conceder sexenios docentes, hacia una flexibilidad transparente. Hay que dar toda la información, ser transparentes, pero no todos tienen por qué cobrar exactamente lo mismo". Como ejemplo, Andradas consideró que si todos estamos de acuerdo en la conveniencia de la movilidad, es complicado que alguien se vaya de un lugar A, en el que está a gusto, a otro lugar B, en el que no sabe cómo va a estar o en el que quizá el coste de la vida sea mayor. "Si en ambos sitios va a cobrar lo mismo, es difícil que se vaya". Tampoco los actuales mecanismos de captación de nuevo profesorado son los más adecuados. En palabras de Andradas, "el portal de empleo de la universidad no puede ser el Boletín Oficial del Estado. Estamos en un mundo global y hay que cambiar las reglas del juego".

 

Estabilidad laboral antes

Lo que sí hay que garantizar es la estabilidad laboral del profesorado, "algo que algunos pueden considerar trasnochado, y decir que la seguridad en el empleo ya no existe, pero yo estoy convencido -señaló el rector- que si uno va haciendo las cosas bien tiene derecho a tener esa estabilidad y una carrera profesional". Precisamente, una de las anomalías que Andradas achaca al actual modelo es la avanzada edad media a la que los docentes acceden a figuras estables. En concreto, según datos del informe CIDE de 2016, la edad media del profesor contratado doctor es de 44 años, la de los profesores titulares, 51, y la de los catedráticos, 55. "Además, la edad media de los profesores ayudantes doctores, una figura temporal, es de 39 años. Si pensamos que el doctorado se consigue entre los 28 y 30 años, ¿dónde están los post-doc hasta los 39? Lo único que conseguimos es expulsar de nuestro sistema a muchos, que además seguramente son los que no querríamos expulsar".

 

Anomalías del actual modelo

La edad de acceso y de estabilización no son la únicas anomalías del actual modelo: el número de profesores internacionales en la universidad española es casi testimonial; la figura de ayudante se ha convertido por su excesiva rigidez (no más de 60 horas de docencia anual) en un lujo para las universidades que optan por distintos tipos de becas post-doctorales que, a su vez, se están distorsionando; la incorporación a las escalas más altas es mínima y las vacantes se reservan a la promoción... "Uno de los principales problemas que tenemos que resolver es esa pulsión entre el derecho a la estabilidad en el empleo, que yo defiendo, con la búsqueda de la excelencia que debe perseguir la universidad, la de incorporar a los mejores. El gran reto es asegurar ese derecho a la estabilidad, pero sin saturar el sistema, para poder tener la flexibilidad suficiente y captar la excelencia cuando y donde surja", afirmó Andradas.

 

Hay remedio

Según señaló el director de la Cátedra Unesco de Gestión y Política Universitaria de la UPM, Francisco Michavila, la situación del profesorado universitario es desde hace años de "parálisis y erosión". Y aunque el profesorado universitario sigue estando bien valorado por los egresados "es necesario hacer algo porque los profesores son la piedra angular de cualquier mejora en las políticas universitarias". Para el rector Andrádas, la situación aún "tiene remedio. Basta con observar y aprender lo que se hace en otros sitios, admitir la diversidad y poner los medios", concluyó.

 

El rector pronunció la conferencia inaugural de este seminario organizado por la Cátedra Unesco de Gestión y Política UniversitariaEl rector considera que las universidades deben tener autonomía para diseñar su plantilla docenteFrancisco Michavila, de frente, con los rectores de las universidades de Valencia y Politécnica de Madrid, Esteban Morcillo y Guillermo CisnerosEl rector Andradas saluda a Ángel Gabilondo, en presencia de Javier UcedaEl seminario se ha celebrado en la sede de la Fundación Gómez PardoAndradas, con Michavila y el ex rector de la UPM, Javier UcedaEl ex ministro de Educación y ex rector de la Autónoma de Madrid, pronunció la segunda conferencia del seminario
Bookmark and Share

Comentarios - 2

jose

2
jose - 2-02-2017 - 09:45:27h

Toda una contradicción, llevo 8 años escuchando que hay que consolidar al profesorado joven, pero son solo palabras sin gestos. A los ayudantes doctores habilitados a titulares no se les da opción de promocionar cunado se les termina su contrato, ni a contratado Dr (en mi caso habilitado desde 2007) o a titular (en micaso habilitado desde 2012), solo se les da la opción de habilitarse a cont. dr interino, una figura docente nueva que esquilma de derechos a quienes la tienen, en contraposición a otros puestos con mismas obligaciones y más derechos. En otras universidades los contratados dr.interinos ya han tenido opción de consolidarse bien como titular o como contratado, pero en la UCM, eso no sucede. Se inventan el turno de promoción en base a los quinquenios conseguidos en fecha de 2012, por lo que se potencia la endogamia de modo que alguién que ha sido incapaz de conseguir habilitarse en 10 ó 5 años se le premia a costa de las personas habilitadas antes de acabar sus correspondientes contratos de ayudantes, Luego se leen artículos como este, donde se insinúa que se quiere mantener una plantilla científicamente competitiva, la realidad es que se invita a que te marches a otro lado donde se reconozcan los méritos o donde tengas posibilidades de consolidación.

Irene

1
Irene - 23-01-2017 - 17:14:17h

El análisis o evaluación del profesorado que se recoge en este artículo es la misma cantinela de siempre. Seguimos pensando ....
a) cómo será mejor clasificar al profesorado universitario (en ayudantes, en ayudantes doctores... quizás en contratados doctores... o mejor en contratados doctores interinos...).
b) cómo hablar de la movilidad pero sin movernos (¿adónde va a ir un profesor o profesora de universidad contratado si a partir de los 3 meses te reducen el sueldo ?; ¿y si quiere irse 6 meses?). Eso si; luego las estancias válidas son las de más de 6 meses, ¿cómo se hace eso?
c) cómo retener a nuestro alumnado talentoso, pero sin remuneración alguna cuando colaboran en proyectos de investigación.
d) cómo digerir que un profesor que consigue un proyecto de investigación (por ejemplo, 20.000 euros) tenga que dar las mismas clases y cobrar lo mismo que un profesor que a lo mejor no quiere investigar, o que simplemente, no tiene que gestionar proyectos porque no es brillante y no los consigue. ¿Qué beneficio tiene ser gestor de proyectos cuando tus compañeros/as están felices sin conseguir proyectos?
En fin, sigamos pensando ... pero un poco menos en ideas (que son brillantes todas) y más en cosas práctica


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685