Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 29 de junio de 2017

Inicio

El cáncer se puede prevenir modificando la dieta

Así de tajante ha sido Ovidio Hernando Requejo, coordinador de Oncología Radioterápica en el Hospital Universitario HM Puerta del Sur,  en la conferencia inaugural de las IV Jornadas UCM-ASEN "Beneficios sanitarios y funcionales de la mejora nutricional", que se celebran los días 21 y 22 de febrero en la Facultad de Farmacia de la Complutense. De acuerdo con el oncólogo, hay una serie de alimentos que previenen el cáncer, como las frutas, las verduras, la fibra, los derivados de la soja, y probablemente el pescado, y otros que aumentan el riesgo de padecer cáncer, entre ellos las carnes rojas y las procesadas, los lácteos y el alcohol.

 

 

La charla de Ovidio Hernando Requejo comenzó con una introducción a lo que es el cáncer y cómo se desarrolla y a los tratamientos que existen, cada vez más personalizados. Tras ello, él mismo se hizo la pregunta de si se puede prevenir el cáncer mediante la dieta y se contestó que sí.

 

Reconoció que no existen grandes estudios randomizados para el cáncer, que son la forma más rigurosa de establecer una relación causal entre una intervención sanitaria y su efecto. A falta de ellos, las evidencias se basan en meta análisis, estudios amplios y comparativos de bases de datos de hasta cientos de miles de personas realizados por instituciones como la World Cancer Research Fund International (WCRF).

 

Los alimentos fundamentales que se establecen como protectores frente al cáncer son las frutas y las verduras. Algunas como las crucíferas (repollo, brócoli, col...) reducen hasta en un 18% el riesgo de padecer cáncer colorrectal; los tomates, reducen un 27% la posibilidad de tener un cáncer de estómago, y los carotenos de verduras y frutas reducen el riesgo del cáncer de mama.

 

Esta prevención es posible gracias a que cuentan con sustancias anticancerígenas como el selenio y además tienen efectos antioxidantes que actúan sobre el ciclo celular.

 

En cuanto al consumo de fibra, hay múltiples estudios que también demuestran una acción protectora en el cáncer de colón, y quizás "en los de estómago, recto y mama". Explicó Hernando Requejo, que se han intentado estudios de intervención con individuos de alto riesgo y se ha visto que en pacientes con cientos de pólipos en el colon sí "hay bastante efecto protector en la aparición de nuevos adenomas". De todos modos, según el oncólogo, otros estudios no han sido tan concluyentes y no han mostrado grandes diferencias".

 

Lo que se sabe de la fibra es que acelera el tránsito, disminuyendo el tiempo de contacto con los carcinógenos; disminuye el PH del colon; modifica la fibra intestinal, y forma butirato, un subproducto de la digestión de la fibra dietética por parte de microbios intestinales, que entre otras cosas induce la apoptosis e interrumpe el crecimiento de líneas tumorales. Además, la fibra reduce el azúcar en sangre, "que es causa final de formación de tumores".

 

Entre los alimentos que previenen el cáncer, hay estudios que indican que el pescado puede "reducir el cáncer de hígado y los tumores grastrointestinales", y que los derivados de soja protegen frente al cáncer de mama.

 

En cuanto a las vitaminas y antioxidantes, Hernando Requejo asegura que no existen todavía evidencias científicas más allá de que la vitamina D y los folatos tienen efecto protector contra el cáncer colorrectal.

 

A evitar

En lo que coinciden todos los estudios es en la relación directa que existe entre las carnes rojas y las procesadas, en una mayor prevalencia del cáncer colorrectal. Los meta análisis, de acuerdo con el conferenciante, demuestran que hay una correlación directa entre la dosis y el riesgo a padecer este tipo de cáncer. Cuanto más se consuma, mucho peor.

 

Según la Asociación Española Contra el Cáncer, este "es el tumor maligno de mayor incidencia en España, si se cuentan hombres y mujeres, con cifras entre 28.500 y 33.800 nuevos casos cada año".

 

El consumo de carne potencia tanto "la presencia de ciertos aminoácidos esenciales que estimulan el crecimiento celular", como los grupos HEMO y las aminas heteroclíticas, también relacionadas con el cáncer.

 

Los lácteos también comportan un riesgo, sobre todo para los hombres, ya que aumentan la posibilidad de tener cáncer de próstata. De acuerdo con Hernando Requejo, "un vaso de leche diario puede aumentar el riesgo de este cáncer en un 32%". Además, se ha demostrado que "sólo el calcio que proviene de la leche, ya sea entera, desnatada o semi, es el que provoca esa mayor incidencia".

 

La razón es que inactiva a la vitamina D y a que incentiva los niveles de IGF1, que induce la proliferación celular.

 

También existe una relación directa entre el alcohol y diferentes tipos de cánceres como el de cabeza y cuello, el de esófago, el de colon y recto y el de mama. Tan sólo 10 gramos de alcohol al día aumentan el riesgo de cáncer colorrectal un 10-15%, con un mayor riesgo en mujeres. En estas últimas, esa misma cantidad aumenta además un 12% el riesgo de tener cáncer de mama.

 

La obesidad también es un factor de riesgo para el desarrollo del cáncer. Se sabe que lo hace en el cáncer colorrectal, pero posiblemente también en otros como los de próstata y mama.

 

Es así, porque la obesidad activa las vías de mTOR, una proteína que ayuda, entre otras cosas, al crecimiento y a la proliferación celular. Por su parte, la restricción calórica y el ejercicio físico de resistencia activan las vías de AMPK, un complejo enzimático que promueve factores como la autofagia, la oxidación de la glucosa y la mitocondriogénesis, "todos ellos factores de prevención del cáncer".

 

Recomendaciones

De acuerdo con Hernando Requejo, las evidencias demuestran que hay alimentos que pueden disminuir el riesgo de padecer cáncer, mientras que otros son claramente perniciosos. Reconoce que hacen falta más estudios, e incluso algunos que profundicen en la nutrigenómica, es decir, en cómo afectan a cada individuo la ingesta de unos u otros alimentos.

 

A pesar de eso, sí se atrevió a hacer algunas recomendaciones, siguiendo las planteadas por la WCRF. Entre ellas están el mantenerse lo más delgado posible, ser físicamente activo, limitar el consumo de bebidas muy azucaradas, comer esencialmente productos de origen vegetal, limitar las carnes rojas a menos de 500 gramos a la semana (un filete de ternera medio está en torno a los 300 gramos y una hamburguesa pequeña unos 200 gramos), evitar las carnes procesadas y limitar el consumo de alcohol y de sal.

 

La WCRF también aconseja que todos los supervivientes de cáncer tengan un seguimiento nutricional.

 

Ovidio Hernando Requejo, coordinador de Oncología Radioterápica en el Hospital Universitario HM Puerta del Sur,  en la conferencia inaugural de las IV Jornadas UCM-ASEN (Asociación de Estudios Nutricionales)Rosa María Ortega Anta, la decana Irene Iglesias Peinado, Marian Angeles Dal Re y Ana María López Sobaler en la presentación de las jornadasEstas IV Jornadas UCM-ASEN están promovidas por el grupo de investigación ValornutDe acuerdo con Ovidio Hernando Requejo, hay una serie de alimentos que previenen el cáncer, como las frutas, las verduras, la fibra, los derivados de la soja, y probablemente el pescado, y otros que aumentan el riesgo de padecer cáncer, entre ellos las carnes rojas y las procesadas, los lácteos y el alcoholRosa María Ortega Anta, codirectora de las IV Jornadas UCM-ASEN junto a Ana Maria López Sobater, durante su conferencia sobre la alimentación oral en la mejora nutricial en hospitales y residencias
Bookmark and Share

Comentarios - 9

David

9
David - 3-03-2017 - 09:28:35h

Está claro que este señor se ha visto influenciado por la "moda" de los anti-lácteos. Sus explicaciones sobre que la leche "Inhibe" la captación de la vitamina D suenan a ciencia-ficción o a pseudociencia.

 

Quizá haya leído muy poco o nada sobre los beneficios de los lácteos en nuestra salud, y en especial, la de los niños.

 

Abogar por sustituir un alimento natural, sin alteraciones, por otros como bebidas procesadas y preparadas de soja es una auténtica barbaridad.

vicente

8
vicente - 24-02-2017 - 08:13:23h

Articulo basado en datos científicos sesgados y malinterpretados que causan alarma social y repercuten en los consumos de determinados productos. Un poquito de por favor antes de publicar estas cosas!

 

Si estuviera en lugar de las patronales lecheras me plantería seriamante pedir compensaciones...

 

Me gustaria que me aclarara por favor, debo sustituir mi vaso de leche mañanero por un vaso de bedida de soja transgénica cargada de pesticidas o no?

Pilar martin de agar

7
Pilar martin de agar - 23-02-2017 - 22:15:43h

Totalmente de acuerdo con el Profesor Lahoz en lo que se refiere a la necesidad de rigor estadístico en trabajos científicos.

 

La medicina, como ciencia empírica que es, se basa en experiencias y observaciones clínicas en las que, en muchos casos por no decir todos, no es posible controlar todas las variables de estudio (lo cual es frecuente en otras áreas de ciencias). Pero cuando las conclusiones que se obtienen de los estudios atañen a aspectos de la salud humana con los que la sociedad está muy sensibilizada, su divulgación debe ser, en mi opinión, más rigurosa (dentro de la naturaleza empírica que encierra esta disciplina, insisto).

 

No voy a entrar en el rigor que se supone a las revistas ("peer journal"), a las que se refiere el Profesor Lahoz. Ésta es otra historia.

 

Saludos cordiales,

Rafael Lahoz Beltra

6
Rafael Lahoz Beltra - 23-02-2017 - 11:12:07h

Estimado Jaime,

 

En tu réplica a mis comentarios dices que el veganismo es una decisión ética (optar a no incluir animales en la dieta), l oque n oestoy de acuerdo ya que la ética nada tiene que ver con la dieta. Esa afirmación es un buen ejemplo de lo que quiero reclamar. Confundimos la ciencia con la corrección política, la opinión general y otras modas al uso, y eso es muy peligroso cuando se escibe en la web institucional de una Universidad pública. Lo que no este publicado en una revista científica ("peer-journal") no es ciencia, y por ello esta web no debe en mi opinión reflejar tales comentarios. Esta web tiene una visiblidad grande, y en lugar de enseñar estamos confundiendo al público en general, lo que no es nuestra misión, eso es todo.

 

RAFAEL LAHOZ-BELTRA

Jaime Fernández

5
Jaime Fernández - 23-02-2017 - 10:52:25h

Estimado profesor Lahoz,

 

Soy Jaime Fernández, el autor del artículo. Quizás le parezca una barbaridad el dato sobre la leche, pero son palabras literales del conferenciante, un oncólogo reputado, basándose en datos de estudios realizados a partir de cientos de miles de pacientes en todo el mundo.

 

Lo de "la relación directa que existe entre las carnes rojas y las procesadas, en una mayor prevalencia del cáncer colorrectal" también lo dijo el conferenciante, al igual que lo han dicho otros muchos científicos. Es cierto que lo del jamón serrano en concreto lo añadí yo, porque es lo que llevan diciendo científicos de todo el planeta durante los últimos meses, que no hacen ninguna diferencia entre el jamón serrano y el resto de carnes procesadas. De todos modos, lo he borrado para que no parezca que es una frase dicha por el especialista de Oncología Radioterápica y se le eche la industria encima.

 

En cuanto al comentario de Ramón, yo tampoco pienso que el veganismo sea un comportamiento patológico, ni un desorden alimentario. Es una decisión ética de los que optan por no incluir animales en su dieta. Quitando, por supuesto, los que se hacen veganos por moda, pero ese sería otro tema.

Rafael Lahoz Beltra

4
Rafael Lahoz Beltra - 23-02-2017 - 10:33:39h

Estimado Ramón, decir en la página web de una Universidad las frases que cito a continuación es una auténtica barbaridad:

 

"un vaso de leche diario puede aumentar el riesgo de este cáncer en un 32%"

 

Además no entiendo que hoy a las 8.25 h de la mañana (hora en la que lei la noticia en la web UCM) en la frase que cito más abajo se incluia el JAMÓN IBERICO ... !qué ya se ha borrado¡ Curiosamente ya no aparece en la versión que se da en la web UCM de las 10.29h ¿es qué hay censura cientifica en la Universidad? o ¿alguien se ha comida el jamón?

 

"la relación directa que existe entre las carnes rojas y las procesadas, en una mayor prevalencia del cáncer colorrectal. "

 

Estimado Ramón, quien quiera que seas, esto es indecente y nada tiene que evr con al ciencia ni una universidad pública de excelencia.

 

RAFAEL LAHOZ-BELTRA

Ramón

3
Ramón - 23-02-2017 - 09:46:54h

Comparar la anorexia con el veganismo y considerar que las dos son "comportamientos patológicos" tira abajo cualquier argumentación posterior.

Rafael LAhoz Beltra

2
Rafael LAhoz Beltra - 23-02-2017 - 08:28:49h

Personalmente, creo que, decir en público que la leche o el jamón serrano aumentan la incidencia de ciertas clases de cáncer es una salvajada. Además, esta clase de ideas acaban por publicarse en webs, revistas del corazón, programas light en TV y otros medios de comunicación populares, promocionando la anorexia, el veganismo y otros comportamientos patológicos.

 

Muchos de estos estudios adolecen del mismo problema: quienes hacen esta clase de estudios epidemiológicos no saben interpretar correctamente los "output" de los análisis estadísticos (p-valor, errores tipo I y II, outliers, supuestos de un modelo, tamaño grupos clínicos, distribución de los datos etc.) que suelen estar realizados por alguien que sí sabe estadística pero que deja la interpretación de los análisis a los oncólogos, bromatólogos etc. que efectivamente son grandes especialistas y clínicos muy loables pero no saben estadística.

 

Hace no mucho se ha publicado un paper formidable: Supóngase que fijamos 100 factores responsables del cáncer. La dieta (lo que comemos), vida sana (no fumar, ni beber alcohol en exceso, hacer deporte o vida activa, etc.), otros factores ambientales (protegerse del sol, etc.) y la genética (lo que has heredado de tus padres) solo "explicaría 1/3 de la enfermedad".

 

En resumen, en mi opinión, estos estudios carecen de valor, lo diga quien lo diga, y se publice donde se publique.

 

RAFAEL LAHOZ-BELTRA

Rebeca

1
Rebeca - 22-02-2017 - 12:04:13h

Totalmente de acuerdo, yo voto por la dieta mediterranea. Estoy probando esta app que animo a todo el mundo a que lo haga. http://www.menuterraneo.com


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685