Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 21 de noviembre de 2017

Inicio

Narciso Ibáñez Serrador, un icono televisivo digno de estudio

La Facultad de Ciencias de la Información ha acogido el Encuentro Complutense "Historias de Chicho", en el que se ha hablado de la trayectoria vital y laboral del creador de programas míticos de la televisión española como Un, Dos, Tres, Historias para no dormir o Hablemos de sexo, algo que le convierte en un nombre imprescindible para los estudiantes de cualquier rama de la Comunicación. Los participantes en este Encuentro han sido los actores Luis Larrodera y Carlos Urrutia; el director de Prointel e hijo de Chicho, Alejandro Ibáñez, y la experta en el creador televisivo, Aida Cordero, miembro del DEIC (Departamento de Estudios e Imagen Corporativa) de la UCM.

 

Ella misma fue la que abrió el turno de palabra asegurando que es imposible pensar en Chicho sin recordar las diez temporadas de Un, Dos, Tres, "un éxito sin precedentes en España y que quizás eclipsó la parte como director de ficción de Narciso Ibáñez Serrador".


Según Cordero, en España, y salvo contadas excepciones, no había tradición de terror, ni siquiera literario, y fue Chicho "uno de los primeros en introducir ese género en TVE, con su programa Historias para no dormir que contó con tres temporadas, en los años 1966, 1967 y 1982".


Aquellos capítulos se rodaban con muy poco presupuesto, la mayoría de ellos con apariencia teatral, y contaban con la presentación del propio creador "con un sentido del humor irónico y muy macabro".


En 1969, Chicho se convirtió en director cinematográfico con su filme La residencia, "un prodigio de sutilezas", donde hay "mucha más información implícita que explícita". Su segundo y último filme, ¿Quién puede matar a un niño?, lo rodó en 1976, y en él invirtió la premisa de la dulzura infantil, y además rodando "a plena luz del día".


Tanto su cine como sus obras de televisión y teatro "se han convertido en un legado que ha llegado hasta nosotros, aunque muchas veces no seamos consciente de ello", aseguró Luis Larrodera. Según él, Chicho "es un personaje apasionante como creador y uno de los padres de la televisión en nuestro país".


Para el actor Carlos Urrutia, amigo de Ibáñez Serrador, este es "un hombre del Renacimiento, con cientos de guiones hechos sólo para televisión y con muchos de ellos todavía inéditos".


Coincidió con Larrodera, en considerar que Chicho supuso "el Big Bang de la televisión en España", haciendo su trabajo siempre a partir de una máxima: "entretener".


Repasó Urrutia la infancia y juventud de Ibáñez Serrador, desde su nacimiento en Montevideo en 1935; pasando por su infancia al cuidado de sus abuelos; su primera juventud acompañando a su madre por teatros de toda Argentina; su llegada a España y su establecimiento aquí en 1950; sus interpretaciones en decenas de obras de teatro antes incluso de cumplir 18 años; su reencuentro con su padre, el también actor Narciso Ibáñez Menta, a quien consideró "más un compañero y un amigo que un padre"; su primera obra teatral como director, con sólo 18 años, que fue El zoo de cristal, hasta su primera gran aventura en 1953, con un viaje a Egipto, a donde le llevó un amor fallido.


Tras eso, volvió a Argentina, donde se consolidará en la televisión, dirigiendo incluso a Margarita Xirgu, por petición propia de la actriz, en la única obra que llegó a hacer ella para la pequeña pantalla.


En 1963 regresa a España y en los años siguientes llegó su eclosión televisiva con series como Historias de la frivolidad y, por supuesto, Un, Dos, Tres.


Larrodera, que fue el último presentador de ese programa, en la edición de 2004, contó cómo surgió "el programa más importante de la historia de este país, sin desmerecer a ninguno de los formatos actuales".


De acuerdo con el actor, en 1972, Chicho juntó varias ideas para dar lugar al concurso televisivo. Por un lado, un programa que ya rodó en Argentina, titulado Un, Dos, Nescafé. Por otro, la inspiración de Haga negocios con Kiko, un programa que Kiko Ledgard había puesto en marcha en la televisión peruana. Y, por último, una parte de pruebas físicas, muy inocentes y familiares. Con esos tres elementos creó un show capaz de reunir a las familias enteras delante del televisor.


Una fórmula que, tras muchos años de éxito televisivo, sólo tuvo problemas de audiencia en los años 90, debido al exceso de cortes publicitarios.


El hijo de Chicho, Alejandro Ibáñez, piensa que hoy en día todavía habría hueco en la programación para un nuevo Un, Dos, Tres, aunque con otro ritmo, mucho más rápido para adaptarlo a los tiempos que corren. Considera que "llevamos 15 años perdiendo la sonrisa delante del televisor, y que todos los programas están hechos para generar rabia, así que poco a poco se deberá ir recuperando la alegría, aunque será un camino muy largo".


Reconoce Ibáñez que su padre "consume mucha televisión y está muy decepcionado con todo lo que ve, sobre todo porque le aburre". Y es que, ochenta años después, su máxima de buscar entretenimiento sigue siendo la que le mantiene activo.


Para todos aquellos que quieran acercarse por primera vez al trabajo de su padre, recomendó el visionado de El televisor.

 

Galería de imágenes

José Manuel García Vázquez, director de Encuentros Complutense, junto a Aida Cordero, Alejandro Ibáñez, Carlos Urrutia y Luis Larrodera, protagonistas del encuentro Historias de ChichoEl actor Carlos Urrutia considera que Chicho Ibañez Serrador es un hombre del RenacimientoAida Cordero es experta en la obra de Chicho Ibáñez Serrador, en especial de su faceta como director cinematográficoEn el centro de la imagen, Luis Larrodera, el presentador de la última, hasta la fecha, temporada del programa Un, Dos, TresAlejandro Ibáñez dirige la productora independiente Prointel que creó su padre hace ya décadas

 

Vídeo completo del Encuentro (por el Departamento de Estudios e Imagen Corporativa)


Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685