Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Miércoles, 20 de septiembre de 2017

Inicio

El sistema educativo neoyorquino, un ejemplo en la inclusión de la comunidad LGBT

Texto: Jaime Fernández, Jorge Moreno (DEIC) - 25 FEB 2017 a las 10:03 CET

El edificio de estudiantes ha acogido una charla informativa de Jared Fox, responsable de la comunidad lesbiana, gay, bisexual y trans (LGBT) en el Departamento de Educación de la ciudad de Nueva York. Organizada por la Oficina de Diversidad Sexual e Identidad de Género de la Unidad de Apoyo a la Diversidad e Inclusión de la UCM, en colaboración con la embajada de Estados Unidos, en ella Fox ha explicado los cuatro pilares fundamentales que sirven para marcar la diferencia con otros sistemas educativos: asociaciones estudiantiles solidarias, políticas inclusivas, educadores solidarios y planes de estudios inclusivos para el colectivo LGBT.

 

Jared Fox comenzó su charla pidiendo a los asistentes que hiciesns un pequeño ejercicio, que consistía en apuntar 10 cosas sin las que no podrían vivir. Después preguntó cuántas personas habían elegido algunas de las siguientes: familia, necesidades básicas (como agua y alimentación), amor y religión. Quitando esta última, que no había apuntado absolutamente nadie de los reunidos, las otras se encontraron de manera masiva entre las preferencias de la audiencia.


A partir de ahí, continuó Fox con otro ejercicio, este de imaginación, pensando en que la comunidad LGBT muchas veces tiene que renunciar a esas cuatro cosas, por el rechazo de su familia, que les hace acabar en la calle como sin techos. Al final, de acuerdo con el representante estadounidense, sólo les queda su vida, y muchos de ellos optan por quitársela.


En la ciudad de Nueva York hay 1.800 colegios públicos y Jared Fox es responsable de llegar a todos y cada uno de ellos. Antes de ocupar este cargo en el Departamento de Educación neoyorquino, con 15 años, fundó en Indiana una asociación de estudiantes para integrar a los colectivos gays y heterosexuales. Al llegar a Nueva York comenzó a trabajar en el Departamento de Tecnología, algo que en principio parece no tener nada que ver con el colectivo LGBT, "pero que sí se parece, porque la gente a veces teme a la tecnología, y lo hace por ignorancia, que es lo mismo que ocurre frente al LGBT".


Frente a ese desconocimiento, en principio se decidió montar charlas sobre LGBT en los colegios, pero el propio Fox descubrió que eso no era suficiente cuando un grupo de 20 chavales de 13 a 18 años, del que había sido su colegio, le pegaron una paliza.


Decidió entonces que había llegado el momento de ampliar el alcance de la información, desarrollando un modelo para la orientación sexual en el que se define conceptos como la propia identidad, el comportamiento, el transgénero, el cisgénero y el género no conformado. Según Fox, cisgénero "es esa persona cuya identidad o expresión de género coincide con el sexo asignado al nacer", es decir, lo contrario al transgénero. El no conformado, por su parte, "es el que no se conforma con las expectativas o normas sociales aplicables a una persona por el sexo asignado al nacer".


Un modelo con cuatro ejes
El modelo se sustenta, en la ciudad de Nueva York, en cuatro pilares. El primero de ello son las políticas inclusivas, algo que parece que estará en retroceso con el nuevo presidente de Estados Unidos. Jared Fox aseguró, de todos modos, que "las políticas municipales son mucho más fuertes que las federales" y al menos en Nueva York no se va a dar marcha atrás.


El segundo pilar son los profesores solidarios. Según Fox, esta idea existe en otros muchos lugares de Estados Unidos, aunque suele consistir en una habitación a la que pueden acudir los estudiantes a contar sus problemas a los profesores. En Nueva York se ha optado por profesores que llevan una tarjeta identificativa colgada del cuello que les identifica como "embajadores del espacio seguro". De ese modo "se convierte en un espacio móvil y no en cuatro paredes cerradas".


El plan de estudios es el tercer soporte del modelo neoyorquino. Explica Jared Fox que "debe ser tanto una ventana, para poder ver el mundo, como un espejo, para que los alumnos se puedan ver a sí mismos". Una de las iniciativas dentro del plan de estudios es el encuentro de los estudiantes con escritores de cuentos LGBT, ya sea por Skype o en visitas presenciales. La mayoría de esos libros no hacen hincapié en temas sexuales, sino en grandes ideas, como el amor y la bondad, porque para incluir a todos los estudiantes "lo fundamental es la empatía".


Por último, el modelo se sustenta en las asociaciones estudiantiles de apoyo, conocidas como alianzas de género y sexualidad o alianzas para la diversidad.


Más allá del modelo

Además, en los colegios se hacen reuniones con los padres, para que conozcan los conceptos básicos, y "aunque a veces son menos abiertos que los niños hay que educarles también para que sean más tolerantes y empáticos". Bromea Fox que está claro que los más reticentes no van a ir al desfile del Orgullo de un día para otro, "pero se va mejorando poco a poco, sobre todo creando redes en las que se conectan a unos padres con otros".


Aparte de los 1.800 colegios públicos neoyorquinos, también existen lo que reciben algún tipo de ayuda municipal. Fox informa que en cuanto reciben un solo dolar de dinero público, él ya puede entrar en esos colegios para comenzar a hablar del colectivo LGBT. Las únicas escuelas que quedan fuera de su jurisdicción son las religiosas privadas, pero de esas "hay sólo seis en toda la ciudad".


De todos modos, incluso para los niños y padres de esas escuelas hay información porque "se hacen campañas públicas, fuera de los colegios, para llegar a cualquier ciudadano de Nueva York".

Jared Fox, responsable de la comunidad lesbiana, gay, bisexual y trans (LGBT) en el Departamento de Educación de la ciudad de Nueva YorkJared Fox explicó los cuatro pilares fundamentales que sirven para marcar la diferencia con otros sistemas educativos: asociaciones estudiantiles solidarias, políticas inclusivas, educadores solidarios y planes de estudios inclusivos para el colectivo LGBTJosé Ignacio Pichardo, co-director de la Oficina de Diversidad Sexual e Identidad de Género, junto a Jared Fox en el edificio de alumnos de la UCM
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685