Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Miércoles, 22 de noviembre de 2017

Inicio

El magistrado de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, en el título propio de la UCM sobre prevención de delitos en las empresas

El juez Eloy Velasco ha impartido en la tarde del 3 de mayo clase a los estudiantes matriculados en el Diploma Compliance Officer, que la Universidad Complutense desarrolla desde este curso en su Centro Superior de Estudios de Gestión (CSEG), ubicado en el campus de Somosaguas. Compliance Officer es el término anglosajón con el que se designa a la persona encargada dentro de las empresas de prevenir la comisión de delitos a través de la ejecución, implantación, desarrollo y control del Manual de Prevención de Delitos, que desde la reforma del Código Penal de 2015 están obligados a tener todas las empresas españolas independientemente de su tamaño. El juez Velasco es experto en responsabilidad penal de la persona jurídica y, de hecho, el pasado mes de enero publicó junto a su esposa, la abogada Beatriz Saura, el libro Cuestiones prácticas sobre responsabilidad penal de la persona jurídica y Compliance.

 

Aunque la presencia del magistrado de la Audiencia Nacional estaba enmarcada en una sesión especial del diploma dedicada a la corrupción en el fútbol, Velasco dedicó buena parte de su intervención, de cerca de hora y media de duración, a comentar y valorar la introducción de la responsabilidad penal de las personas jurídicas, vigente en nuestro país desde 2010, y en cómo los jueces van avanzando en su interpretación. Según señaló el juez, los jueces poco a poco "están aprendiendo" a interpretar la ley y siendo más exigentes con las empresas. En este sentido consideró "muy necesario crear cultura de cumplimiento" y calificó como un acierto la introducción en la reforma del Código Penal de 2015 de la obligatoriedad de que las empresas tengan un Manual de Prevención de Delitos. Y aunque reconoció que un país donde las pequeñas empresas e incluso las familiares son mayoría "esto no es fácil", es necesario hacer el esfuerzo y contar con ese tipo de planes, más que nada "porque la sociedad lo exige". A la pregunta formulada por el director del diploma, Eduardo Navarro, sobre si no sería conveniente aplicar esa misma obligación a la administración pública, el juez Velasco afirmó que por supuesto sería también de gran utilidad. "Desde luego ayudaría a que el juez Velasco tuviera que trabajar menos", señaló Paloma Román, directora del CSEG, en referencia a los últimos y conocidos casos sobre corrupción que está instruyendo el magistrado de la Audiencia Nacional.

 

El juez Velasco también consideró muy necesaria la figura del Compliance Officer, la persona que debe asesorar a la empresa y vigilar desde dentro que en el desarrollo de  todas sus actividades está cumpliendo con la ley. En ese sentido, señaló que estudios especializados como el que imparte la Universidad Complutense son muy necesarios para dar a estos profesionales una completa formación que en estos momentos no se puede adquirir a través de unos estudios de grado, ya que son multidisciplinares, implicando a áreas del Derecho, la Economía, los estudios empresariales, etcétera. Como consejo a los estudiantes del diploma, les sugirió que en el desempeño de su profesión nunca sean pelotas, "sino más bien toca... eso", y que si un jefe no les quiere escuchar lo mejor que pueden hacer es cambiar de jefe. "Vuestra obligación -señaló- es recordar a los jefes lo que le decían al César sus buenos consejeros: César, recuerda que eres humano".

 

Sobre el tema concreto de la charla, la corrupción en el fútbol,-que tras su intervención desarrollaron más ampliamente Pedro Varas, director de Integridad de la Liga de Fútbol Profesional, y María Hernández, compliance officer de varios clubes-, el juez Velasco se limitó a recordar que la imputación en estos últimos tiempos de algunos clubes -en concreto el FC Barcelona y Osasuna- en casos de estafa, corrupción entre particulares o delitos contra la Hacienda Pública, obedecen a la introducción de la responsabilidad penal de las personas jurídicas en el Código Penal español. Explicó que esto pasa cuando se puede demostrar una serie de implicaciones del club en la actuación de sus directivos o empleados. En el caso de los primeros, basta con que la acción que ha dado lugar al delito que se esté investigando se haya realizado en nombre del club y para beneficiar al club. En el caso de que la acción la hubieran cometido empleados en lugar de directivos la imputación del club es un poco más compleja -tienen que cumplirse cinco requisitos-, pero también es posible.

 

Por ahora, según recordó el juez, el único club de fútbol que ya tiene antecedentes penales es el FC Barcelona, condenado por delito fiscal, en una resolución que cuenta con su conformidad; mientras que aún están pendientes las sentencias de los otros dos casos que atañen al club catalán relacionados ambos con el fichaje de su jugador Neymar, uno de ellos por estafa y otro por corrupción entre particulares. En ambos casos están imputados el propio club como sus directivos y representantes que firmaron los contratos investigados, su presidente entonces, Sandro Rosell, y su vicepresidente en aquel momento y actual presidente, Josep Maria Bartomeu. Osasuna, por su parte, ya ha recibido condena por un delito fiscal por impago del IVA durante tres ejercicios, pero este ha sido recurrido; mientras que fue exonerado como club en un caso de compra de partidos, y únicamente se sigue la imputación de varias personas físicas, incluidos futbolistas de los clubes presuntamente comprados. De acuerdo con Eloy Velasco, esa decisión de no imputar a Osasuna no se sostiene y uno de los motivos que la han provocado es que la investigación se haya realizado desde un juzgado de Pamplona, "donde la mayoría de jueces son de Osasuna" y no, como a su juicio sería lo lógico, por la Audiencia Nacional, donde, bromeó, "los jueces somos del Athletic de Bilbao, que como todo el mundo sabe, siempre actúa de manera intachable". Más en serio, defendió su postura de que los amaños de partidos sean investigados por la Audiencia Nacional en que un hecho así afecta a muchos otros equipos, a los comprados, a los que ven variar su clasificación... y no debería circunscribirse solo al lugar de donde es el club que comete el presunto delito.

 

Eloy Velasco, antes de comenzar su clase en el diploma Compliance OfiicerEl magistrado de la Audiencia Nacional valoró como una gran aportación la posibilidad desde 2010 de imputar penalmente a las personas jurídicasVelasco, junto a la directora del Centro Superior de Estudios de Gestión de la UCM, Paloma Román, donde se imparte el diplomaEduardo Navarro, Paloma Román, Pedro Varas, Eloy Velasco, María Hernández y Gonzalo GarzóVelasco charla con la compliance officer María Hernández y con el director del diploma, Eduardo Navarro, quien es también compliance officer de Pascual
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685