Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 23 de noviembre de 2017

Inicio

Alumni inaugura sus eventos con un debate que afecta a todos: el ciberespacio y sus riesgos

"Hemos de saber que tenemos un problema, pero eso no quiere decir que nos tenga que crear pánico". Alumni, el programa que la UCM ha puesto en marcha para sus antiguos estudiantes desde el pasado mes de junio, ha inaugurado sus actividades este 18 de octubre con un coloquio sobre ciberterrorismo y ciberseguridad. La frase que abre esta crónica, pronunciada por Pablo López, segundo jefe del Departamento de Ciberseguridad del Centro Criptológico Nacional, resume el mensaje tranquilizador que quieren hacer llegar a la sociedad quienes se dedican a luchar contra estas nuevas amenazas. No obstante, lo más probable es que muchos de los alumni -y también alumnos y alumnas- que llenaron el salón de actos de la Biblioteca Histórica Marqués de Valdecilla, lo que es muy tranquilos no se quedaran. Estados que se "ciberespían" a través de herramientas cada vez más sofisticadas, gente interesada en dar acceso público a esas mismas herramientas y no precisamente para utilizarlas en el bien común, redes inseguras que los ciudadanos utilizan cada día, datos personales y económicos en peligro, redes sociales contaminadas, terroristas yihaidistas adoctrinando en el ciberespacio... La descripción no parece demasiado tranquilizadora.

 

Alumni reunió a dos de los responsables de luchar en nuestro país contra esta amenaza global, los tenientes coroneles Pablo López y José Luis Quintero, este último jefe de la Unidad Informática de ASITOC-CESTIC, uno de los organismos diseñados por el Ministerio de Defensa para esta lucha, y a la periodista Yolanda Quintana, coordinadora de la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información, moderados por la profesora de Políticas y Sociología Concepción Anguita. El teniente coronel Quintero fue el encargado de describir el peligro al que "todos", como insistió en decir, nos enfrentamos. El ciberespacio, recordó, ya es considerado por la OTAN como el "quinto dominio" por el que se puede desarrollar una guerra, uniéndose a los tradicionales tierra, mar y aire, y al espacio. Si estos tenían sus límites -el espacio algo más difusos pero casi bastaba con vigilar los satélites en él orbitados-, el ciberespacio es casi infinito, lo que en él se hace puede afectar prácticamente a cualquier actividad y lo que, a día de hoy, es muy preocupante, el entorno legal en el que se mueve es muy complejo, si no inexistente.

 

Un ciberataque, según explicó el teniente coronel Quintero, no solo tiene características que le hacen muy peligroso como el anonimato, la velocidad de acción, la ubicuidad múltiple o la extensión a la que puede llegar, sino que el constante avance tecnológico lo hace aún más difícil de frenar. Quintero utilizó una disertación del ex secretario de Estado estadounidense Donald Rumsfeld para describir esta última característica de la amenaza. Para Rumsfeld hay tres tipos de sucesos: las cosas que sabemos que sabemos, las cosas que sabemos que no sabemos y las cosas que no sabemos que no sabemos. Estas últimas son las realmente peligrosas cuando se dan en el ciberespacio. Las primeras son las vulnerabilidades conocidas y para las que ya hay solución; las segundas ya tienen parches a punto de prevenirnos de ellas, pero de las terceras, las llamadas en el argot Zero Day, "hasta dentro de unos ocho meses de media no conseguiremos inutilizarlas".

 

¿Y qué hacemos? El Centro Criptológico Nacional, según señaló su segundo jefe del Departamento de Seguridad, Pablo López, lleva ya diez años dando respuesta a "los incidentes". La recomendación es seguir utilizando todo, Internet, smartphones, tablets, redes sociales o lo que surja. Por el momento, con la ayuda de la tecnología bien utilizada y de los conocimientos de muchos, la lucha no va muy decantada a favor de los malos, aunque, eso sí, todos debemos estar alerta: "En el mundo de Internet hay que tomar todas las precauciones que tomamos en el mundo físico". Según explicó, con un ordenador o un móvil en la mano, la mayoría nos volvemos descuidados, sobreexponemos nuestra vida, logros y movimientos, y nunca ponemos las cerraduras y candados precisos. Si todos nos lo tomamos en serio y con más responsabilidad, quienes tratan de infectar nuestros terminales, encriptar, borrar, copiar o vender nuestros datos, lo tendrán un poco más complicado, y quienes tratan de evitarlo, como el organismo que representa, algo más sencillo.

 

Para la periodista Yolanda Quintana, el tema no está tan claro: "¿Tenemos respuesta ante estos nuevos retos?", se pregunta en referencia a la ciberseguridad, la ciberguerra y los ciberderechos, según ella misma enumera. No da la respuesta, pero el panorama no pinta bien. De un Internet que ayudaba a la libertad y a los movimientos sociales, ahí quedó la Primavera árabe, se ha pasado a otro en el que los riesgos y amenazas aparecen en demasiadas esquinas: cibervigilancia global, nuevas formas de censura, dependencia tecnológica excesiva, recorte de derechos y libertades, propaganda, desinformación, postverdad... Y lo peor es que los responsables son muchos: Estados, grupos terroristas, crackers, delincuentes de escasa monta y también organizados, políticos, periodistas... "Esto nos afecta a todos", concluyó Quintana.

 

José Luis Quintero, Pablo López, Paloma Quintana y Concepción AnguitaEl teniente coronel José Luis QuinteroLa coordinadora de Alumni, Helena Ancos, charla con las dos invitadas
Bookmark and Share

Comentarios - 1

Fernando

1
Fernando - 19-10-2017 - 13:01:27h

Un reto por conseguir, un tratamiento nuevo se debe dar, al acceso de los consentimientos en la red.
Estamos preparados y abiertos para las distintas formas de comunicación, pero no verdaderamente ilustrados en los métodos de protección que debemos observar frente a las mismas.
Somos vulnerables y debemos saber haste qué punto podemos avanzar sin exponernos. Y esto se consigue con información y educación.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685