Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Miércoles, 21 de febrero de 2018

Inicio

José Luis Sampedro cumple sus primeros 101 años de libertad

"La vida consiste en hacerse quien se es. Poco a poco se va uno construyendo. Es un proceso que dura toda la vida ¿Quién soy? Me moriré sin saberlo del todo". La voz de José Luis Sampedro inunda el salón de actos del edificio D de la Facultad de Filología. Hoy, 1 de febrero, es su 101º cumpleaños. Encuentros Complutense lo festeja con una jornada de celebraciones, que ponen punto y final a las actividades que han conmemorado su primer siglo de vida. #100Sampedro ha puesto de manifiesto que el maestro que decía no serlo, nunca morirá. Sus novelas, sus ensayos, sus textos sobre economía, sus reflexiones, su pensamiento, perdurarán en cientos, en miles, en millones de personas que gracias a él aprendieron y aprenderán a valorar la libertad, "la de cada uno, la que queremos tener, no la que nos mandan", vuelve a decir el profesor.

 

Confiesa Olga Lucas, su compañera durante tantos años, quien durante este año junto al profesor complutense José Manuel Lucías y Amaya Delgado ha dirigido las actividades conmemorativas, que se siente cansada, que pronto no podrá más en esa labor que se autoimpuso de mantenerle presente, y pide ayuda para que esto no pare aquí. "Por favor, sigan, sigan!, espeta a los asistentes. No hay peligro, son muchos, cada vez más, quienes la darán el relevo. La mayoría serán desconocidos, gente como la señora que hace pocos días la regaló el colgante que hoy lleva al cuello como agradecimiento "a José Luis por haberla salvado la vida". Otros tienen nombre y apellidos conocidos: Fanny Rubio seguirá hablando de su literatura; Carlos Berzosa, del maestro que le enseñó mucho más que economía; Felipe Gómez-Pallete, del referente que le impulsó a tratar de regenerar las instituciones y la democracia; Sofía de Roa, de cómo en aquel mes de mayo de 2011 un nonagenario conquistó el corazón y la razón de miles de jóvenes y no tan jóvenes que pedían dignidad en decenas de plazas... Los cuatro participaron en el último acto englobado este #100Sampedro, que Encuentros Complutense ha traído a su universidad, la Complutense, esa que, como subrayó el rector Carlos Andradas, "se revaloriza" cada día por haber tenido un profesor así.

 

Fanny Rubio es la segunda en tomar la palabra. El primero es el propio José Luis Sampedro, quien en vídeos de entrevistas y discursos, va apareciendo en distintos momentos del acto. "Han pasado cinco años, pero verle en vídeo sigue alterando mi metabolismo", confiesa emocionada Olga Lucas. En su primera video-intervención Sampedro habla de vida y de libertad. También de literatura. Dice no saber si fue un buen o un mal escritor, pero promete no haber escatimado ni un solo esfuerzo en hacerlo lo mejor posible. Fanny Rubio no tiene dudas: lo hizo bien. Sus obras sigue siendo un "almendro encendido", que iluminará a generaciones de lectores. Son muchas sus obras que han dejado huella, y muchas las que se salen de los cánones establecidos, como recuerda Fanny Rubio que él mismo señaló en su discurso de ingreso a la Real Academia en 1991. Pero si alguno de sus textos literarios merece un trato especial este es, para la profesora complutense, sin duda, Octubre, octubre, "su novela total, la más ambiciosa y exigente, una bella metáfora de la vida humana".

 

En sus primeras palabras Sampedro también dice que en modo alguno merece ser considerado un maestro, pero Carlos Berzosa, alumno suyo primero, compañero después y amigo siempre, no puede estar más en desacuerdo. "Reunía todos los requisitos del maestro: sabía de más que de su disciplina; tenía la capacidad de hacer reflexionar a sus estudiantes, de romperles los esquemas, de introducirlos a la crítica y a la curiosidad intelectual. Como me decía un amigo: Sampedro nos desasnaba; con él dejábamos de ser asnos".

 

Como economista, según destacó Berzosa, hay que destacar su enfoque global, su modo de ver la economía como un todo con partes interdependientes, su respeto por la presencia de las matemáticas en la economía, por la econometría, "algo necesario, pero no suficiente". Para Sampedro ser economista, como recordó el ex rector complutense, no es sólo aprender la materia, también, y tan importante, es "patear las calles, montar en los autobuses, visitar los suburbios...". Sampedro hablaba de economía y de vida, recordaba que en el Norte había pobres y en el Sur, algunos muy ricos. "Decía cosas en los años 60 que siguen vigentes. Leerle sigue siendo un soplo de aire fresco", concluyó Berzosa.

 

Felipe Gómez-Pallete también conoció a José Luis Sampedro, tanto que le hizo ser otra persona diferente. Cuenta la anécdota que su amigo le contó un día al llegar al bar que frecuentaban. Acaba de cambiarse de casa y una señora en el ascensor le había dado las gracias. "Pensaba -le dijo Sampedro a Gómez-Pallete- que iba a ser porque había leído La sonrisa etrusca, pero me dijo que era porque mi presencia en el edificio había revalorizado su vivienda. A mí -concluyó Gómez Pallete, presidente hoy de la Asociación Calidad y Cultura Democráticas, cuando cesaron las risas del público y demás intervinientes- me ha revalorizado mi corazón y mi cabeza; en suma, mi vida".

 

A Sofía de Roa, una de las jóvenes que el 15 de mayo de 2011 salió a las calles a mostrar su desencanto e indignación, lo primero que le sorprendió de Sampedro fue su juventud. "Iñaki Gabilondo en una entrevista le definía como la mente lúcida más joven de España", recordó. Sampedro, como también señaló Sofía de Roa, fue el primer intelectual en apoyar lo que se denominó Movimiento 15-M. "Nos decía: Me habéis dado la alegría de mi vida. ¡Vamos, a por el toro!". También, continuó la actual integrante de Podemos, les advirtió de lo que podía suceder: "Una acampada no va a cambiar las cosas, pero sí puede ser el inicio de una larga lucha, en la que la indignación tiene que dar paso a la resistencia".

 

El acto lo cerró el rector Carlos Andradas, recordando que hace justo un año en la Biblioteca Nacional también participó en la lectura de fragmentos de textos de Sampedro, con la que se inició la celebración de su centenario de vida. En el plano particular, Andradas se confiesa iluminado en muchos aspectos por José Luis Sampedro, por conceptos como libertad o desigualdad,  mientras que en el institucional se felicita porque la Universidad Complutense esté ligada para siempre con una persona así. Continuando la broma de la vecina que le dio las gracias en el ascensor, el rector tiene claro que pocas presencias como la de Sampedro han revalorizado tanto a esta Universidad.

 

La celebración de Encuentros Complutense tiene dos partes más. La primera es nada más acabar el acto en Filología y conduce a los presentes a la Biblioteca María Zambrano. Allí desde hoy, en el aula para trabajo en grupo, todos podrán saber a través de un cronograma, una línea de tiempo, titulada "Escribir es vivir" lo qué hizo, dijo o escribió a lo largo de sus 95 años de vida la persona que da nombre a esa sala. La tercera cita fue por la tarde, a partir de las 7, en el Centro Cultural Galileo, donde Alma Viva Teatro, bajo la dirección de César Barló, representó "El tiempo no se agota en los relojes", basada en su novela "Real Sitio".

 

José Manuel Lucía, Carlos Berzosa, Sofía de Roa, Carlos Andradas, Olga Lucas, José Manuel García Vázquez, Fanny Rubio, Felipe Gómez-Pallete y Amaya DelgadoCarlos Berzosa habló del Sampedro maestro y economistaOlga Lucas pidió que se siga manteniendo vivo el legado de SampedroEl rector Andradas mostró el orgullo de la Universidad Complutense por haber tenido un profesor asíBerzosa, Olga Lucas, Andradas y Fanny RubioSofía de Roa habló del joven nonagenario que conquistó a millones de jóvenes con motivo del 15-MOlga Lucas y el rector inauguraron el cronograma instalado en la Biblioteca María ZambranoAlma Viva Teatro, durante su representación en el Centro Cultural Galileo de El tiempo no se agota en los relojesCesar Barló, director de Alma Viva Teatro, y José Manuel García Vázquez, director de Encuentros Complutense
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685