Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Viernes, 20 de abril de 2018

Inicio

Crítica de cine. Looper, de Rian Johnson

Texto: Jaime Fernández, - 22 OCT 2012 a las 13:40 CET

En un futuro cercano existe un grupo de asesinos a sueldo llamados loopers, encargados de eliminar a gente enviada desde un futuro más lejano. La única condición es no hacer preguntas. Cuando uno de los asesinos comienza a cuestionarse el curro, comienzan los problemas.

El director Rian Johnson es también el guionista de su película. En la historia se plantea cómo sería un futuro cercano: asqueroso, con bolsas gigantes de pobreza y gente forrada de pasta; y como sería un futuro un poco más lejano: más asqueroso todavía. El guión juega también con la pregunta tópica de si pudieras volver al pasado y asesinar a Hitler de niño, ¿lo harías? A esa cuestión y al mundo apocalíptico, Johnson le suma una historia tipo Terminator, pero al revés, con el supuesto héroe que viene a asesinar al supuesto villano, y ya lo tiene todo montado. ¿El resultado funciona? La verdad es que la mezcla no es demasiado espantosa y aunque en muchos momentos sea previsible sí tiene algún momento interesante como el del protagonista hablando consigo mismo en su versión del futuro e insultándose el uno al otro. Uno porque sabe lo gañán que está siendo, y el otro porque le importa bien poco lo que le tenga que decir un viejo, incluso si ese anciano es él mismo. Las películas con viajes en el tiempo siempre incluyen paradojas temporales irresolubles y esta no es una excepción, pero al menos es entretenida.


Rian Johnson ha rodado antes que este otros dos filmes que desconozco aunque tienen muy buena puntuación en IMDB. En este se nota que tiene buen conocimiento de lo que son las escenas de acción e incluso sabe crear una historia entre elipsis temporales que funciona muy bien y que quizás sea lo mejor de todo el filme. De hecho, la película se puede dividir perfectamente en tres fragmentos independientes y el del centro es el mejor sin ninguna duda. La resolución es un poco forzada y el arranque, con la presentación del personaje, el ambiente y sus colegas, puede ser un poco lento.


Entre los actores, Joseph Gordon-Levitt aguanta hierático el maquillaje que le plantan para emular los rasgos de Bruce Willis; un Willis que se ha convertido en un actor de culto, como otros muchos de los ochenta (ahí están Mickey Rourke, Richard Gere, Robert Downey Jr., Christian Bale) y todo lo que hace, lo hace bien; y el que da más grima, a la vez que respeto, es el niño Pierre Gagnon, que podría perfectamente ser un psicópata en la vida real.

Bookmark and Share


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685