Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 27 de abril de 2017

Inicio

Parientes del oso panda habitaron en España hace once millones de años

El descubrimiento se ha publicado en PLOS One y en él ha participado Alberto Valenciano, investigador del Instituto de Geociencias (UCM-CSIC) y doctorando del Departamento de Paleontología de la Facultad de Ciencias Geológicas de la Complutense.

El oso panda gigante (Ailuropoda melanoleuca) divergió del resto de los osos en el Mioceno Temprano (hace unos 20 millones de años). Este dato se conoce gracias al reloj molecular, pero tiene poco apoyo en el registro fósil, muy escaso para el Mioceno. De hecho, hasta hace poco tiempo, los antepasados más antiguos conocidos del panda provenían de China y del Mioceno Medio (en torno a los 7 millones de años). Ahora un nuevo descubrimiento de fósiles ha retrasado esa fecha hasta el Mioceno Medio (cerca de 12 millones de años) y ha cambiado el lugar de procedencia desde China hasta la Península Ibérica.
Como suele ser habitual en Paleontología, el descubrimiento de los fósiles fue totalmente casual. Juan Abella, investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales y autor principal del artículo publicado en la revista PLOS One, afirma: "es un material con el que me topé mientras estaba buscando material de comparación para mi tesis doctoral, que trató sobre el estudio de unos osos similares, aunque algo más modernos".


Conexión complutense
Alberto Valenciano, investigador del Instituto de Geociencias (UCM-CSIC) y doctorando del Departamento de Paleontología de la Facultad de Ciencias Geológicas de la Complutense, colabora con Juan Abella y Jorge Morales desde 2006. Morales es otro de los firmantes del autor y es el director de las excavaciones del Cerro de los Batallones (Torrejón de Velasco, Madrid).
A finales de 2011 Abella, Morales y Plinio Montoya, de la Universidad de Valencia, publicaron en la revista Estudios Geológicos la aparición de un antepasado del oso panda, bautizado como Agriarctos beatrix, descubierto en el yacimiento zaragozano Nombrevilla 2. Una vez publicado ese artículo, Juan Abella visitó las colecciones del Instituto Catalán de Paleontología y descubrió que allí había material de la misma especie. Al mismo tiempo se descubrió una mandíbula en el yacimiento Can Mata, ubicado en un vertedero de Barcelona. La comparación de todos esos restos presenta diferencias significativas suficientes como para crear una nueva especie, bautizada Kretzoiarctos.
Abella contactó con Alberto Valenciano para que le ayudase en el análisis filogenético para ver dónde se engloban estos fósiles dentro de la especie de los osos.


Dentición de oso panda
Valenciano explica que la dentición encontrada permite identificar a esta nueva especie como más relacionada con los osos panda que con otros osos actuales, lo que llevaría el origen del panda hasta la Península Ibérica y lo sacaría del continente asiático.
De momento, los restos encontrados son "dos dientes superiores encontrados en Nombrevilla 2, además de una mandíbula prácticamente entera y un diente superior encontrados en Can Mata". En cuanto a la posibilidad de encontrar más restos, Abella considera que "en Nombrevilla 2 no, ya que está completamente excavado, pero en Can Mata casi seguro que saldrán más ejemplares".
Con los huesos encontrados se puede inferir algo sobre su tipo de vida. Gracias a la dentición se puede conocer el tipo de alimentación y Valenciano explica que "eran osos con una dieta más herbívora que los úrsidos actuales, es decir, similar a la del panda". Con la dentición también se puede inferir el peso corporal, "pero en los osos no es demasiado fiable y sería idónea hacerlo con el esqueleto poscraneal, sobre todo con el fémur y el húmero". A pesar de eso se ha hecho una estimación y Kretzoiarctos pesaría unos 60 kilos, algo menos que un oso panda gigante actual, que puede llegar a los 100 kilos.

¿Es el antepasado más antiguo del panda?
Cuando se publicó el descubrimiento en 2011 de Agriarctos beatrix, algunos investigadores como el paleontólogo Blaine Schubert dudaron de que el origen del panda estuviera en la Península Ibérica. El descubrimiento de Kretzoiractos parece dar la razón al equipo de Javier Abella. De todos modos, él mismo asegura que "es casi imposible determinar el linaje directo de una especie actual ya que el registro fósil es muy fragmentario. La especie actual sólo se ha encontrado en China y en algún otro país del sudeste asiático en el pasado. Sin embargo, hoy por hoy el género nuevo que hemos creado es el más antiguo del grupo".
También Alberto Valenciano afirma que "es el úrsido más antiguo relacionado con los pandas de todos los que se han encontrado, lo que no quiere decir que más adelante no se puedan hallar otros más antiguos". Del ancestro común de los pandas y los otros úrsidos actuales, que existió hace unos 20 millones de años tampoco se han encontrado restos todavía.

 

Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685