Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 21 de junio de 2018

Inicio

Crítica de cine. The Master, de Paul Thomas-Anderson

Texto: Jaime Fernández, - 8 ENE 2013 a las 14:01 CET

Freddie Quell, un borrachuzo macarra, es carne de cañón para una secta bastante simplista en la que las naves espaciales se juntan con la hipnosis más pueril y con la credulidad de los más gañanes.

Paul Thomas Anderson, director y guionista del filme, reconoce que se basó en la vida de L. Ron Hubbard, el fundador de la cienciología, para escribir esta historia. Se supone que a los cienciólogos no les ha gustado mucho el filme, pero en la peli no hay más que una ligerísima crítica al fundador de esa religión (o secta, ¿al final y al cabo no son todas las dos cosas al mismo tiempo?) y es más una historia de un hombre que se hace a sí mismo y que lucha por sus ideales. Algo así como el Tucker de Coppola, pero en lugar de vender coches, este de Thomas Anderson lo que vende son motos. Aparte de eso el guión del filme es bastante difuso y en muchos momentos se pierde en sí mismo. La aparente reflexión sobre los soldados que vuelven sonados de la Segunda Guerra Mundial se queda totalmente asfixiada bajo la personalidad del alcohólico a quien interpreta Joaquin Phoenix. Y la parte en la que se analiza el mundo personal de Hubbard no es más que un esbozo de lo que podría ser una buena historia.
En cuanto a la dirección, es envidiable lo bien que saben trabajar los americanos y lo fácil que les resulta hacer creíbles escenarios y personajes de hace sesenta años. Por ejemplo, en la escena en la que Freddie Quell trabaja como fotógrafo el casting es tan impresionante que nos creemos que estamos de vuelta en los años 50. Aquí en España siempre somos incapaces de hacer eso y las imágenes del No-Do jamás coinciden con las guapas mozas y los musculosos mozos que luego vemos en las películas. Dejando al margen esa calidad fílmica de los yanquis, hay que reconocer que Paul Thomas Anderson es un hortera y que además lo ha sido siempre. En sus películas intenta darle glamour a cosas tan hostiles como unos campos de petróleo (Pozos de ambición), el cine porno (Boogie Nights) o las vidas cruzadas de unos cuantos personajes excéntricos (Magnolia). El estilo en The Master es exactamente el mismo, así que si te gustaron las anteriores, esta te volverá loco.
En cuanto a los actores, va a ser difícil que Joaquin Phoenix no se lleve el Oscar, a no ser que se lo arrebate Daniel-Day Lewis, que ya se sabe que eso de hacer de Lincoln aporta un plus para el público americano.

Bookmark and Share


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685